El arte de evaluar (Parte I)

Imagen extraída del banco de imágenes de Canva

 

 

Uno de los procesos clave de la enseñanza y el aprendizaje consiste en evaluar los resultados del aprendizaje. Cuando hablamos de evaluación, con frecuencia acostumbramos a pensar en pruebas evaluativas que realizan los alumnos al final de un programa educativo, determinando si han alcanzado los objetivos establecidos. Este acto evaluativo no suele tener repercusión directa sobre dicho proceso y, por tanto, no contribuye al proceso de aprendizaje. 

El MCER sostiene que “evaluar es un concepto más amplio que medir o valorar la competencia o el dominio de la lengua” (2002, p.177). Por lo tanto, la necesidad de una evaluación que esté al servicio del aprendizaje ha provocado la aparición de nuevos planes curriculares comunicativos en la enseñanza de español LE/L2 y una mayor aceptación de formas alternativas de evaluación orientadas al aprendizaje (Antón, 2019, p.110).

A su vez, evidencias científicas señalan que la evaluación permite no solo conocer en qué punto del proceso de aprendizaje están los alumnos (función sumativa) y qué necesitan para mejorar (función formativa), sino que se convierte en una herramienta clave de la enseñanza, creando oportunidades al alumnado para aprender y evocar lo aprendido. “Cada acto de evocación es un nuevo acto de aprendizaje” (Ruiz Martín, 2020, p. 293).

Esta evocación junto con el potencial del feedback que ofrece la evaluación formativa y comprendiendo el error como parte natural del proceso de aprendizaje (Muñoz-Basols y Bailini, 2019, p. 97), contribuye a consolidar el aprendizaje y, por ende, obtener aprendizajes más significativos.

 

 


Bibliografía:

Antón, M. (2019). Evaluación. En Muñoz-Basols, Gironzetti y Lacorte (Eds.), The Routledge Handbook of Spanish Language Teaching. Routledge, pp. 109 – 123.

Consejo de Europa (2002). Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas: aprendizaje, enseñanza, evaluación. Secretaría General Técnica del MEC, ANAYA e Instituto Cervantes. 

Muñoz-Basols, J. y Bailini, S. (2019). Análisis y corrección de errores. En Muñoz-Basols, Gironzetti y Lacorte (Eds.), The Routledge Handbook of Spanish Language Teaching. Routledge, pp. 94 – 108.

Ruiz Martín, H. (2020). ¿Cómo aprendemos? Una aproximación científica al aprendizaje y la enseñanza. Graó.

 

Otros recursos interesantes y de ayuda:

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Pilar Salamanca dice:

    Muy interesante, Estíbaliz, los conceptos quedan muy claros.

    Me permito añadir otro tipo más de evaluación, la llamada diagnóstica, que normalmente conocemos como pruebas de nivelación o tests de nivel. Es la que realizamos para decidir a qué grupo asignar a los alumnos nuevos y para tomar decisiones sobre la planificación del los cursos en que van a participar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *